La venta de vehículos “enchufables” en Europa se triplican

Barcelona, 19 de octubre del 2020.- Las ventas de coches enchufables en Europa es aún tímida, respecto a las matriculaciones de vehículos de motorización diésel, pero es constante. Así lo reflejan los datos de la siguiente investigación publicada por el periódico El Mundo.

La organización internacional sin ánimo de lucro Transport & Environment (T&E) y su socio español Ecodes (Ecología y Desarrollo) han publicado un estudio con noticias esperanzadoras sobre el incremento de las ventas de vehículos eléctricos en la primera mitad de 2020. Subrayan el esfuerzo de las marcas para evitar las multas de la Unión Europea (UE) por exceso de CO2 en el cómputo de todos sus vehículos y la disminución “drástica” de estos gases contaminantes en la atmósfera.

Sin embargo, T&E advierte de que las normativas ambientales que están logrando los objetivos planteados según sus propios datos y sus previsiones a corto plazo, ‘pincharán’ a partir de 2022 si no se aprueban otras más estrictas. Sin ellas y sin nuevos incentivos para la compra, observan, no se podrá acabar con la venta de vehículos de combustión en 2035, incluidos híbridos enchufables (PHEV) -que denominan “falsos eléctricos”- ni alcanzar la descarbonización del transporte en 2050.

“El año que viene, uno de cada siete coches que se vendan en Europa será enchufable. Los fabricantes de la UE han vuelto a meterse en la carrera de los vehículos eléctricos, pero sin objetivos más ambiciosos de CO2 en 2025 y 2030 para estimularlos se quedarán sin impulso en 2022”, opina Carlos Bravo, responsable de T&E en España. Las marcas consideran los vehículos PHEV un paso intermedio clave para lograr los objetivos de CO2 de 2025 y 2030.

Los automóviles electrificados alcanzaron en el primer semestre de este año un 8% de cuota de mercado en el Espacio Económico Europeo (los 27 de la UE, Reino Unido, Noruega, Islandia y Liechtenstein). El estudio de estas dos organizaciones prevé que alcanzarán el 10% a 31 de diciembre, un 9% si solo se cuenta a los 27 estados miembros. El triple que en 2019 en una UE de 28 socios, Reino Unido incluido. Para 2021, la previsión es que el porcentaje eléctrico ascienda al 15% de ventas.

Compañía por compañía, el 23% de lo que vendió Volvo del 1 de enero al 30 de junio fue electrificado; BMW despachó un 13% a baterías; Hyundai-Kia, el 11%; y Renault, el 8%. A final de este año, Volvo estaría en el 26% y en 2021 rozaría el 30%; la ‘entente’ FCA-Tesla (FCA ha pagado a Tesla por derechos de CO2), en torno al 15% en diciembre y el 22% al final de 2021, datos un poco por encima de Grupo BMW (14% y 20%), respectivamente. En entregas de vehículos 100% a pilas, FCA-Tesla son superiores al resto.

A pesar del Covid-19, las ventas de modelos bajos en emisiones han acelerado en 2020 por el temor a las multas, que se estiman en 95 euros por coche y por gramo que se superen los 95 gr/km de CO2. “Las emisiones de CO2 de los coches nuevos cayeron automáticamente en enero de 2020”, asegura el informe. La disminución continuó hasta el punto de que la mayoría de los fabricantes hayan conseguido ya el objetivo o estén a punto de hacerlo. Grupo PSA, Volvo, FCA-Tesla y BMW Group ya han cumplido. Renault, Nissan, Toyota-Mazda y Ford están cerca (a sólo dos gr/km). El informe resalta que el Renault Zoe, por sí solo, ha recortado 15 gr/km al grupo francés.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.