El cuidado de la batería de su coche empieza en el verano para pasar el invierno

Barcelona, 10 de diciembre de 2020.- Esta semana estamos publicando las mejores recomendaciones de prestigiosos medios de comunicación para nuestros vehículos y su “vida” en los meses más exigentes del año. La batería ya es importante hoy, pero aún lo será más a corto plazo con la nueva generación de vehículos 100% eléctricos. Por esta razón, recomendamos la lectura de este reportaje de ABC Motor sobre el cuidado más pragmático en estas fechas:

Durante el invierno, con humedad y bajas temperaturas, suelen hacerse habituales las llamadas a los servicios de asistencia en carretera porque los coches se quedan si batería y se resisten a la hora de arrancar. Normalmente achacamos esos fallos de batería a un deterioro debido a estas condiciones meteorológica, pero en realidad no es así, ya que aunque los fallos se producen en invierno,  cuando más se deterioran es en verano.

Así lo explican desde la iniciativa liderada por fabricantes de componentes de automoción  ‘Elige calidad, elige confianza’ (ECEC), ya que en realidad son las altas temperaturas del verano las responsables del mayor desgaste de las mismas.

En invierno lo que ocurre es que la baja temperatura del motor y del aceite demandan a las baterías mayor potencia de arranque, que en ocasiones no se consigue dado el deterioro que han sufrido durante el verano. Además, las bajas temperaturas propias del invierno influyen en el proceso químico que tiene lugar en el interior de la batería, lo que también afecta al arranque y la recarga.

El mal funcionamiento de algunos componentes del vehículo pueden negativamente en el funcionamiento de otros con los que estén relacionados. Un ejemplo claro es la batería. Según explican desde TAB Bateries, toda la instalación eléctrica de nuestro coche depende de que la fuente de alimentación se encuentre en estado óptimo. Un mal funcionamiento de la misma puede no solo provocar un aumento desmesurado del consumo de combustible, sino afectar e incluso dañar otros componentes como el sistema eléctrico o las centralitas, resultando en una reparación bastante más costosa.

El invierno suma a los factores meteorológicos a tener en cuenta durante este año un agravante más: el confinamiento que ha limitado mucho nuestros desplazamientos. Los datos son claros: las baterías son la primera causa de asistencia en carretera. Con el fin de evitar sorpresas costosas e inoportunas se aconseja que los usuarios le dediquen una atención especial a este elemento, manteniéndolo en buenas condiciones y siempre a través de un profesional.

Según aclaran desde  Johnson Controls, los necesarios cuidados de las baterías son todavía más importantes ante el nuevo escenario híbrido y eléctrico en los vehículos ya que la batería es, literalmente, el «corazón» del coche, abasteciendo de energía a todos los componentes eléctricos, desde el encendido hasta los sistemas de entretenimiento.

Principalmente, el uso irregular del vehículo o, sobre todo, para trayectos cortos afecta a la potencia de arranque de la batería. «Un error frecuente de los conductores es pensar que la batería no tiene que suministrar energía con el motor apagado», explica Rocío Fernández Palomar, directora de marketing del fabricante de baterías Johnson Controls en España.

«Sin embargo, sistemas como las alarmas, las cerraduras de las puertas, la función Keyless-Go y los sistemas de navegación también necesitan energía cuando el coche está aparcado. Adicionalmente,  el desempañador y la ventilación se someten a un uso continuo y más intensivo en invierno y todo esto contribuye a descargar la batería», añade.

Como consecuencia, si la energía de la misma no es suficiente, el motor ya no se podrá arrancar, problema que sin embargo tiene fácil solución ya que, como indica Fernández, «las baterías modernas no necesitan mantenimiento, pero son muy pocos los conductores que las llevan a que las compruebe un especialista». «Sería recomendable revisar también la batería cuando se haga la siguiente revisión de las luces o el cambio de neumáticos en el taller. Si es necesario cambiarla, este servicio debe ser prestado por un especialista», concluye.

Un fallo de la batería puede tener múltiples causas, pero está demostrado que las temperaturas extremas, tanto en verano como en invierno, reducen su vida útil. También influye en la misma medida que el conductor no utilice el vehículo durante mucho tiempo o que solo lo utilice para hacer trayectos cortos. Por lo general, un trayecto corto ya no es suficiente para que el alternador cargue del todo la batería.

En invierno especialmente, cuando se pone en marcha, por ejemplo, la calefacción de la luneta trasera se contribuye a la descarga de la batería, razón por la que los conductores  deberían hacer un trayecto largo al menos una vez al mes. Por ello, es recomendable realizar un mantenimiento periódico de la batería una vez al año en un taller especializado, además, normalmente este servicio es gratuito y solo lleva unos minutos.

SETRAM

Expertos en Logística de Automoción para Vehículo Terminado desde 1982

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.