Claves para identificar la segunda generación de vehículos eléctricos

Barcelona, 19 de mayo del 2021.- La revista tecnológica Xataka ha concluido las características de los vehículos eléctricos que pertenecen ya a una segunda generación por sus prestaciones técnicas y su rendimiento en la eficiencia de la conducción. Las claves son las siguientes:

1. Más autonomía

La mayor barrera psicológica que tenía el coche eléctrico era el miedo a quedarse sin batería, que se ha ido disipando a medida que los nuevos modelos ganaban en autonomía. Esto ha sido posible gracias a la mejora de los sistemas de gestión térmica de las baterías, que ha permitido protegerlas de uno de sus mayores enemigos: las temperaturas extremas.

Así, hemos pasado de coches eléctricos con apenas 50 km de autonomía, lo justo para una jornada laboral en la ciudad, a otros con más de 300 o 400 kms.

2. Cargar más rápido

Otra de las barreras del coche eléctrico eran sus tiempos de carga, que han mejorado sustancialmente. Es cierto que todo depende del punto de carga que utilicemos, pero ahora los vehículos eléctricos de segunda generación pueden aprovechar aquellos de mayor potencia.

Los nuevos sistemas de gestión térmica que aludíamos, permiten disipar el calor generado en la recarga, especialmente en las estaciones de carga rápida.

3. Para todo tipo de necesidades

Hace diez años, solo eran unos pocos fabricantes los que apostaban por modelos eléctricos, y siempre en el mismo segmento, el de los subcompactos y minicompactos. Hoy en día, gracias al uso de plataformas modulares, los fabricantes pueden ofrecer modelos eléctricos en todas las categorías.

4.  Más potencia y velocidad punta

Los coches eléctricos deben desenvolverse también en cualquier tipo de circunstancias. Realizar adelantamientos en carretera con toda la seguridad, o ascender por pronunciadas pendientes con el espacio de carga lleno, son algunas de las situaciones impensables en los primeros coches eléctricos.

Hoy sin embargo, los eléctricos presentan cifras de velocidad máxima y rangos de potencia que harían palidecer a muchos deportivos de motor térmico. Una de las claves es el par motor inmediato que ofrece el motor eléctrico, y que arroja empuje desde los 0 km/h.

5. Habitáculos y maleteros más amplios

Uno de los mayores problemas que tenían los fabricantes de los primeros coches eléctricos era buscar acomodo en el chasis de las voluminosas baterías. Eso conllevaba siempre un menor espacio en el habitáculo o en el maletero, que quedaban sensiblemente reducidos.

6. Diseños más atractivos

Los coches eléctricos de segunda generación poco o nada tienen que ver con los angulosos cuadriciclos que veíamos antaño. Ahora tenemos diseños para todos los gustos, en parte porque muchos de ellos comparten carrocería con sus hermanos de motor térmico. Hasta el punto de que en ocasiones es casi imposible diferenciarlos uno de otros.

De hecho, muchos fabricantes se deciden a incluir detalles estéticos exclusivos para sus modelos eléctricos, que ofrecen una imagen más fresca y renovada y suponen motivo de orgullo para sus conductores.

7. Equipamiento completo

Anteriormente, los interiores de los coches eléctricos resultaban realmente austeros y carentes de detalles. Actualmente, gracias al uso de plataformas modulares y de compartir muchos elementos con los modelos térmicos, los coches eléctricos cuentan ahora con mejores equipamientos. Los fabricantes pueden ahora incorporar los mismos elementos y acabados, sin que ello suponga un incremento extra del coste final.

8. Herramientas de conectividad

Si tenemos claro que el eléctrico es el coche del futuro, también debe formar parte del ecosistema vial del futuro, con todas las prestaciones del Vehículo Conectado y de la comunicación V2I (Vehicle To Infraestructure).

9. Integración con nuestro smartphone

Las apps para smartphone son la forma que tenemos de comunicarnos con nuestro vehículo, incluso cuando estamos lejos de él. Gracias a estas herramientas, podemos recibir todo tipo de información sobre el estado de nuestro coche, y realizar todo tipo de acciones en remoto.

10. Modos de conducción

Los modos de conducción nos ofrecen la posibilidad de disfrutar de diferentes experiencias de conducción, adaptando determinados reglajes de nuestro vehículo. Pero realmente surgieron para optimizar las prestaciones de los vehículos híbridos y eléctricos, y mejorar así la eficiencia de su batería.

11. Modos de frenado

La frenada regenerativa es una importante característica para todos los vehículos eléctricos (también para los híbridos), pero no todos los conductores se acostumbran a la deceleración en modo “Brake”. Por eso muchos fabricantes están trabajando en sistemas que permitan una experiencia similar al freno-motor tradicional.

12. Cuadros de control renovados y específicos

Conducir un coche eléctrico supone conocer algunos nuevos parámetros propios de este tipo de vehículos: nivel de batería, entrega de potencia, tiempo de carga… Además, como hemos visto anteriormente, puede incluir otros sistemas propios de un vehículo de nueva generación, como los modos de conducción o las ayudas a la conducción. Esto ha llevado a la necesidad de revisar los paneles de control y cuadros de mandos tal y como los conocíamos.

SETRAM

Expertos en Logística Automoción para el Vehículo Terminado desde 1982

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.