El vehículo eléctrico de 20.000 euros es un Volkswagen

Barcelona, 24 de noviembre del 2021.- Uno de los retos tecnológicos más apremiantes para los fabricantes de vehículos eléctricos es fabricar un vehículo por debajo de los 25.000 euros. Volkswagen lo conseguirá en 2025 con el lanzamiento del ID.2, según explica en la siguiente información la revista Autopista.

Estos 3-4 años que quedan por el camino ayudarán a que la tecnología del coche eléctrico mejore, se popularice y las baterías consigan ser más baratas. Ese es, precisamente, el objetivo de Volkswagen cuando el ID.2 se haga realidad: un utilitario cien por cien eléctrico asquible, que puede venderse a un precio de 20.000 euros.

La marca germana dio un primer paso en este camino al presentar hace unos meses el VW ID.Life en el Salón del Automóvil de Múnich. Este concept car sienta las bases del futuro ID.2, previsto para el 2025, dejando intuir algunos rasgos de diseño que veremos en este último. Está claro que los detalles futuristas de exterior e interior desaparecerán en el coche de producción, pero todo apunta a que esas formas tan cuadradas serán el santo y seña estético del futuro urbano eléctrico de Volkswagen.

El ID.2 será, además, el primero en estrenar una evolución de la plataforma MEB para vehículos eléctricos pequeños del Grupo VW. Desde Carscoop.com la llaman “MEB Eco”, y no es otra cosa que una variante pensada para los futuros urbanos y utilitarios eléctricos de Volkswagen, Seat, Skoda… Será la misma plataforma, por ejemplo, que la versión de producción del Cupra UrbanRebel, así como de los correspondientes utilitarios eléctricos de Seat y Skoda… pero también la misma que el ID.1, más pequeño que el ID.2 (más al estilo del e-Up!).

Porque si atendemos a lo que hemos visto con el Volkswagen ID.LIFE, el futuro ID.2 tendrá unas dimensiones similares –por poner en contexto– al T-Cross: cuenta con una longitud de unos 4,10 metros, con una importante distancia entre ejes (sobre los 2,65 metros) y unos rasgos también inspirados en el universo SUV en lo que respecta a robustez y altura libre al suelo. Por dentro, desaparecerán todos los rasgos futuristas del prototipo para acercarse más a lo que estamos acostumbrados a ver en los coches de producción. Eso sí, podrían seguir apostando por el uso de materiales reciclados y sostenibles, y por optar por no incluir una pantalla multimedia para que sea el teléfono móvil quien haga dichas funciones.

A diferencia de lo que hemos visto con los primeros eléctricos de Volkswagen en esa nueva era, ID.3 e ID.4, compacto y SUV respectivamente, la marca germana adaptará la plataforma MEB no solo a nivel de dimensiones, sino también cambiando algunas configuraciones importantes. Por ejemplo, y a diferencia de sus hermanos mayores, en el ID.2 el motor eléctrico se ubicará en el eje delantero y será exclusivamente de tracción delantera. Eso se traducirá a su vez en un mayor espacio disponible en el maletero trasero.

La mecánica del Volkswagen ID.Life desarrollaba 230 CV de potencia y 290 Nm de par, unas cifras muy elevadas para lo que será la futura versión de producción, que rondará seguramente los 100 CV. Eso sí, no se descarta que una versión más deportiva llamada GTX apueste por mayores cifras de potencia. Por su parte, la batería del concept car tenía una capacidad de 57 kWh, con una autonomía cifrada en unos 400 km.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.