Tecnologías para sustituir el motor de combustión en los vehículos para 2035 (Europa)

Barcelona, 13 de setiembre del 2022.- La revista Business Insider informa sobre las tres tecnología mejor situadas en el mercado de automoción para sustituir el motor de combustión:

A nivel tecnológico, la tecnología más madura y por ello la que resulta más probable que reemplace a los vehículos de combustión es, sin duda, la de los coches eléctricos con batería.

Durante el último año, en España se han puesto a la venta 200 nuevos modelos de vehículos electrificados, en su gran mayoría con batería.

En cuanto a su funcionamiento, las baterías de los coches eléctricos son muy similares a las de dispositivos tecnológicos como los smartphones, ya que utilizan materiales como ion de litio, silicio o cobalto para almacenar electricidad. También se cargan al conectarse a un punto de carga a la red eléctrica, en este caso no enchufes sino puntos de recarga habilitados.

De hecho, son ya varios los fabricantes de vehículos que se han comprometido a electrificar completamente su oferta de coches antes incluso del anuncio de la Unión Europea. Audi solo lanzará coches eléctricos en 2026, y Mercedes-Benz espera llegar a este hito en 2025, mientras que Opel y Cupra tienen planes para llegar a las cero emisiones en 2028.

“Actualmente en el mercado hay vehículos con suficiente autonomía para hacer la mayoría de los viajes diarios de un usuario medio y responder a las necesidades específicas de uso”, asegura José López-Tafall, director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) en declaraciones a Business Insider España.

“En los últimos 3 años hemos pasado de fabricar cerca de 17.000 unidades electrificadas a más de 195.000 en el último año“, según Anfac, que aglutina a todos los grandes fabricantes del coches y camiones del mercado, locales e internacionales.

“En el caso de Toyota, estamos trabajando ya para que en los próximos años podamos aumentar significativamente la capacidad de producción de vehículos cero emisiones, así como la tecnología de las pilas de combustible y también de las baterías eléctricas”, señala José Manuel Méndez, responsable de Marca y Servicios al Cliente de Toyota en España, a este medio.

Pese a su elevado grado de madurez, lo cierto es que incluso una tecnología como los vehículos eléctricos con batería se enfrenta a no pocos retos, en particular en España, donde va algo rezagada.

“La velocidad de adopción de las nuevas tecnologías va a depender necesariamente del despliegue de las infraestructuras de carga y repostaje y de la capacidad de producción“, explica Méndez.

Y, en ambos apartados, España va por detrás de la media del resto de los países de la Unión Europea.

“Actualmente, la cuota de mercado de electromovilidad en España se sitúa en torno al 9%. Vamos por el buen camino, pero vamos lentos”, advierte López-Tafall.

La media europea de electrificación en el sector es del 18%, justo el doble. Además, España aún está “lejos del ritmo adecuado” para alcanzar las 120.000 unidades de vehículos eléctricos vendidas en 2022, las estipuladas por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), según la asociación de fabricantes.

Y en el otro apartado, como es en el de los puestos de recarga de baterías disponibles en España, las perspectivas no son mucho mejores.

En la actualidad, según datos del 31 de marzo, España dispone de 14.244 puntos de recarga de acceso público para vehículos eléctricos. Solo en el último año se han instalado cerca de 3.000 nuevos puntos.

“Para lograr cumplir la meta marcada por el PNIEC y seguir el camino para cumplir los objetivos de reducción de emisiones, este año es necesario alcanzar los 45.000 puntos de recarga de acceso público. Es decir, en lo que queda de año hay que aumentar por 3 la infraestructura actual. Y a este ritmo es difícil que lo logremos“, alerta López-Tafall.

Desde Anfac han puesto el foco en las Administraciones públicas, a quienes atribuyen la necesidad de “impulsar de manera decidida una política de recarga con objetivos vinculantes y calendarizados por años y acelerar la llegada del vehículo electrificado”.

“No se trata de si la electricidad es más sostenible que el hidrógeno o al revés; son complementarios. El hidrógeno es un complemento ideal a las energías renovables ya que permite almacenar esa energía“, explica Méndez.

La segunda tecnología que mejor posicionada se encuentra para suceder al motor de combustión es el hidrógeno, aunque no necesariamente es un sistema que compita con las baterías eléctricas tradicionales, según explica Toyota.

Pese a ello, sí que se trata de una tecnología que tiene sus ventajas propias, pero también con el inconveniente de estar menos avanzada en cuanto a desarrollo tecnológico que el coche eléctrico tradicional.

“El vehículo de hidrógeno plantea una serie de ventajas como son un menor tiempo de recarga o un mayor rango de autonomía sobre el vehículo eléctrico. Pero, por otra parte, el vehículo eléctrico está en un momento de mayor desarrollo tecnológico, de oferta comercial y de infraestructuras de recarga”, defiende el director general de Anfac.

En cuanto a su funcionamiento, el coche de hidrógeno va equipado con una pila de combustible que crea una reacción química al entrar en contacto el hidrógeno con el oxígeno del exterior, por lo que expulsa vapor de agua por el tubo de escape. Esta energía puede mover el motor eléctrico.

Fabricantes como Toyota, con modelo de hidrógeno como el Mirai, son conscientes de que este sistema aún va por detrás, pero también son optimistas.

“Podemos decir que actualmente las tecnologías relativas al empleo del hidrógeno en los vehículos van aproximadamente un ciclo de producto (5 o 6 años) por detrás de los vehículos eléctricos, pero esta distancia se acortará hasta igualarse en 2030“, anticipa Méndez.

De la misma forma que la falta de puntos de recarga para las baterías de los coches eléctricos es un punto que limita la extensión, la disponibilidad de hidrogeneras no solo es un problema sino que está en un estado mucho más embrionario.

“La implantación y entrada en el mercado del coche de hidrógeno no solo va a depender del progreso que realicen las marcas, sino del desarrollo de las necesarias infraestructuras de repostaje. Actualmente no disponemos de ninguna hidrogenera pública“, apunta López-Tafall.

Hasta el momento, todas las estaciones de recarga de hidrógeno de España son privadas. Compañías de VTC como Cabify ya disponen de alguna para cargar su flota de hidrógeno.

Los coches eléctricos con batería y los de pila de hidrógeno son 2 alternativas que, aunque unas están más extendidas que otras, ya son una opción para los usuarios. No obstante, existen también otras tecnologías limpias que pueden ganar peso en la carrera hasta 2035.

Una de ellas es la energía solar, una forma alternativa de cargar las baterías de los coches eléctricos que, gracias al uso de paneles en el propio vehículo,evita tener que utilizar puntos de carga tan a menudo como en el resto.

Uno de los ejemplos más avanzados el el Lightyear 0, un coche que Auto Bild ya ha probado y que se ha desarrollado en solo 6 años. Aunque es una edición limitada de 946 unidades y cuesta 250.000 euros, ya permite conducir varios meses sin enchufarse.

Otro coche solar destacado que desde el mes de agosto ya pueden reservar los usuarios españoles es el monovolumen Sono Sion, con un precio mucho más asequible de 29.900 euros.

Según explica su fabricante en un comunicado, este modelo dispone de una batería de 305 kilómetros de autonomía que puede aumentarse a 112 kilómetros más a la semana por carga solar.

De momento, esta tecnología está menos avanzada que las anteriores y solo supone una forma mixta de alimentar la batería para los coches eléctricos de recarga habituales, pero con el paso del tiempo y el avance técnico se espera que aumente la autonomía que consigan con el sol.

Estas 3 tecnologías (eléctrica con batería, hidrógeno y solar) son de las que mejor posicionadas están en la carrera hacia la prohibición de la venta de coches con motores de combustión en Europa en 2035, y tanto Anfac como Toyota confirman que las seguirán desarrollando. 

No obstante, conviene recordar que los Parlamentos de todos los Estados miembros de la Unión Europea aún tienen que negociar y puede haber cambios o incluso una cancelación de la propuesta legislativa

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.